Blogia
http://FelipeValleZubicaray.blogia.com

La bomba popular

Se han detectado fuertes explosiones de la bomba popular en pleno centro de Teherán. El presidente de la república lo desmiente: "se trata de pequeños movimientos antislámicos promovidos por Occidente perfectamente neutralizables por nuestra revolución", asegura. Mientras se extienden las detonaciones por todo el país, el pueblo teme el empleo de la bomba nuclear por parte del régimen y afirma: "todo se solucionará sin derramamiento de sangre, pero con el fin del gobierno de la opresión y la mentira y el fraude. El presidente ha de elegir: o lo popular o lo nuclear. Y deseamos que no se equivoque de nuevo". Hombres y mujeres, estudiantes y trabajadores, jóvenes y viejos continúan estallando en las calles de la capital de Irán a pesar de que entre sus filas se cuenta un número cada vez mayor de heridos y muertos: "la muerte no nos parará", declaran los manifestantes, ""solamente nos detendrá la vida, la verdad y la libertad". La bomba popular es una explosión de paz y amor y es una paradoja que no se entiende desde las altas instancias del poder: "lo único cierto", destaca su portavoz, ""es que con estas algaradas se pretende la caída de la revolución y el regreso de los reaccionarios, cosa que no sucederá. La revolución islámica se halla por encima de todo y, si hay que utilizar el arma nuclear contra los pérfidos enemigos que engañan a nuestro pueblo, se utilizará con energía y sin miedo". Pero aún nos hallamos en condiciones de revelar que la bomba popular no se ha desactivado a pesar de tales amenazas, la rebelión del pueblo convertido en una perfecta máquina libertadora continúa en marcha: se oyen disparos cada vez más cerca, pero seguimos informando. Es cierto que la prensa forma parte de esta gran máquina y la censura e incluso la eliminación física del periodista se contempla como una de las más peligrosas operaciones con que el sistema puede impedir o al menos estropear su suave y poderoso funcionamiento, pero también el silencio estalla y desde luego no es la explosión más importante que se produce en el país. Porque en Irán, por fin, se vive y, por más que se mate o se muera por culpa de los conservadores o de los reformistas, se vivirá cada vez más. Sí o sí: he ahí la alternativa de la bomba del pueblo. Continúen a la espera de próximas informaciones. Muchas gracias.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres