Blogia
http://FelipeValleZubicaray.blogia.com

Hijos de esta anacrónica incultura

Estar en posesión de la verdad es querer engañar a los demás; de la libertad, querer oprimirlos; de la dignidad, denigrarlos; de la razón, entontecerlos; de la belleza, afearlos; de la virtud, enviciarlos; de la justicia, maltratarlos; de la moral, maldecirlos; de la palabra, silenciarlos: y quizá no es difícil descubrir en los que aún mienten, esclavizan, desprestigian, embaucan, estropean, corrompen, atropellan, malean y enmudecen, a los hijos de esta cultura, mejor dicho, de esta incultura. En realidad, son sus restos y ya actúan sin cobertura, por su cuenta y riesgo, alegremente, pero también como locos, al desnudo y sin vergüenza: un puro afán de poder al que perjudica notablemente la anacrónica filiación de sus indeseables y aún vivos seguidores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Enzo -

La única verdad es que no hay verdad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres